slider-bizcocho-platano

bizcocho de plátano y chocolate

Los plátanos, esa preciosa fruta. Con su amarillo intenso, su sabor dulce y su textura suave es la reina de mi frutero. Hasta que pasa una semana (y algo más…). El color amarillo pasa a marrón negruzco, el sabor a un dulce demasiado intenso, al límite de lo agrio y, sobre todo, esa textura suave se convierte en una papilla de dudosa proveniencia. En ese estado, ni Hannibal Lecter se atrevería a comérselo.

Y de tirarlo, ni hablamos. La conciencia nos dice: mal, mal, mal, no lo tires… Y así se queda, esperando en el frutero con un color negro irreconocible hasta que  viene una visita y pregunta por la momia esa que descansa en el frutero.

Así que me he propuesto aprovecharlos antes de quitarle protagonismo al museo británico con el “plátano Tutankhamun”. Y de eso nace esta receta, un bizcocho de plátano y chocolate.

Amantes de la fruta con chocolate, sed bienvenidos. Esta receta es para vosotros, como también para la más chocolatera de la familia, mi prima Patri. Primi, sé que no te podrás resistir a ponerle nocilla a una rodaja, que buena elección!

 

bizcocho de plátano y chocolate  receta bizcocho de plátano  

bizcocho de plátano y chocolate
Raciones 6
Dar valoración
Imprimir
Preparación
20 min
Total
1 hr 30 min
Preparación
20 min
Total
1 hr 30 min
Ingredientes
  1. 3 plátanos maduros (sin llegar al punto Tutankhamun!)
  2. 2 huevos
  3. 350 g de harina
  4. 200 g de mantequilla
  5. 120 g de azúcar
  6. 200 g de yogur natural
  7. 1 cucharilla de postre de levadura química tipo Royal
  8. 1 cucharilla de postre de canela
  9. 1 pizca de sal
  10. Para la decoración
  11. 100 g de chocolate con leche
Cómo se hace
  1. Se precalienta el horno a 180º C.
  2. A continuación, se engrasa el molde (en mi caso, he utilizado uno de pound cake, rectangular alargado, de unos 25cm de largo), con un poco de mantequilla, frotándola bien por todas las caras interiores del molde, sin dejarnos un rinconcito. Añadimos una cucharada de harina y vamos moviendo el molde hasta que la harina ha cubierto toda la superficie engrasada. Tiramos el resto de harina sobrante.
  3. Se baten el azúcar con la mantequilla hasta formar una mezcla blanquecina.
  4. Agregamos uno a uno los huevos, batiendo bien después de cada uno.
  5. Cortamos los plátanos en trocitos y los añadimos a la mezcla de mantequilla. Batimos bien.
  6. Una vez bien integrados, añadimos el yogur y batimos.
  7. Por último, se mezclan la canela, la levadura y la harina y se coloca en un colador grande. Se va incorporando la harina en la mezcla anterior, dando ligeros golpecitos al colador y envolviendo en la mezcla con una lengua de gato. Se hace lo justo para integrar la harina sin trabajar ni remover en exceso.
  8. Se introduce la mexcla en el molde. Para evitar burbujas, se le da un golpecito contra la superficie de trabajo.
  9. Se mete el molde en el horno y se hornea durante 1 hora y 10 minutos. ¡No abras el horno durante la cocción para que no baje!
  10. Pasado este tiempo, se puede abrir el horno y se pincha en la parte central con un palillo de dientes. Si el palillo sale limpio, el bizcocho está hecho. Si sale muy húmedo y con partes de masa, nuestro bizcocho requerirá de un poco más de tiempo.
  11. Una vez horneado, se saca del horno y se deja reposar durante unos 15 minutos.
  12. Desmoldamos y dejamos enfriar en una rejilla.
  13. Mientras que se enfría nuestro bizcocho, vamos a preparar el chocolate para verterlo sobre nuestro bizcocho. Se trocean los 100 g de chocolate, se ponen en un cuenco y derretimos en el microondas. Hay que tener cuidado de no quemar el chocolate. Es mejor utilizar una temperatura baja, como unos 350 W, de 10 en 10 segundos y removiendo hasta que el chocolate empieza a derretirse. Una vez empieza el proceso, se puede remover bien y los trozos sólidos pueden derretirse con el calor residual.
  14. Con una cuchara, se rocía el chocolate sobre nuestro bizcocho. Se deja reposar un par de horas hasta que el chocolate se enfríe y se solidifique. ¡Y listo para comer!
Mis truquitos
  1. Si no tienes microondas, ¡también puedes derretir el chocolate de forma sencilla! Pon un cuenco con el chocolate sobre un cacillo de agua (sin que el agua toque el cuenco). Se remueve con una cucharilla. Cuando el chocolate está medio derretido, se retira del fuego y se remueve hasta que el calor residual acabe de derretirlo.
  2. Este bizcocho está rico tanto solo como con un poco de nocilla untada en una rebanada.
¡dale candela, María! http://www.dalecandelamaria.com/recetas/

 detalle del chocolate fundido sobre bizcocho de plátano

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>